sábado, 15 de enero de 2011

A veces parece que vivimos en un tobogán con forma de u. En una rampa de skate. Los puntos altos representan los extremos de nuestro estado de ánimo o de actividad. Bueno-malo, feliz-triste, éxito-fracaso. Y el punto medio representa el equilibrio, la neutralidad total y absoluta. Tenemos varias opciones: quedarnos en algún punto extremo - difícil, no hay mucha estabilidad -; deslizarnos con fuerza hasta alcanzar el otro lado - no recomendable, los cambios bruscos nunca son buenos -; o quedarnos en el medio - demasiado  aburrido, amén de la dificultad para alcanzar los extremos. Todo es cuestión de decidirse. Claro que nadie dijo que sería fácil.  

No hay comentarios: