domingo, 4 de abril de 2010

Rosebud.

Bien, acabo de ver Ciudadano Kane. La verdad es que no esperaba que rosebud fuera ningún misterio envuelto en un enigma que pusiera todo el argumento patas arriba al final; es más, esperaba que no significase nada. Pero sí que significa algo. Ya que rosebud era la marca del trineo con que Kane golpeó a su tutor en el momento en que recibe la noticia de que será educado lejos de sus padres, entiendo que esa palabra sin sentido guarda miles de connotaciones importantes. Simboliza el momento en el que, sin voz ni voto, el resto de su vida es decidida por él. El momento en que su infancia familiar termina, el momento en el que se convierte en un ser desarraigado (eso sí, americano), el momento en el que el proyecto de una vida cálida y sincera deja de ser posible. Ese momento en el que tantas veces los adultos se equivocan al pretender decidir el futuro de otros mejor que ellos mismos (es lo mejor para ti). Ese momento en el que, si tenías algún sueño, desaparece para siempre, sin tiempo para asimilarlo, y desaparece no solo de tu vida, sino también de tu memoria, o al menos en apariencia. Ese momento en el que aprendes que, si tus padres renuncian a ti mediante firmas y dinero, con el fin de obtener (para ti) una vida mejor, significa que el mundo ha de funcionar así, a base de méritos, poder y dinero, donde solo las apariencias importan, y tu empatía para con tus allegados se esfuma como el dinero que gastas. Rosebud es toda esa mierda que destruye la inocencia cuando nos convertimos en adultos.

Mención aparte merece la gracia que me ha hecho comprobar que la mayoría de la película la había visto ya en versión Simpsons (Smithers cantando "aquí hay un hombre, un cierto hombre...", el Sr. Burns de niño siendo entregado a su nuevo tutor, el Sr Burns presentándose a gobernador, la bola de cristal con nieve del Sr Burns, etc).

Además, ¡rosebud era uno de los trucos de los sims para ganar 1000 simoleons!

1 comentario:

Anónimo dijo...

SPOILEEEEEEEEEEEER