jueves, 7 de enero de 2010

Vivir en sociedad.

- Te quiero.
- Vale, ¿y?
- No sé.
- ¿Y para qué me lo dices?
- Porque es lo que se dice.
- Ah, ¿y yo que tengo que decir?
- Creo que lo mismo.
- Lo mismo.
- No, pero, te quiero.
- Eso ya me lo has dicho.
- Tienes que decirlo tú.
- Ah, ¿para qué?
- No sé, porque se dice.
- ¿Y si no te lo digo?
- Pues no sé.
- ¿Te molesta?
- No sé, creo que sí, ¿me enfado?
- Como quieras.
- Hum.
- ¿Te vas a enfadar?
- Sí, creo que sí, creo es lo que se hace.
- Vale, pero, ¿cuántos días vas a estar enfadado?
- Hum, no sé, dos o tres, sí, tres está bien.
- Ok, ¿te veo el viernes entonces?
- Sí, sí.
- Entonces, hasta el viernes.
- (...)
- ¿No me dices adiós?
- No, estoy enfadado.

2 comentarios:

PatriX dijo...

Qué asco de sociedad...

Cuentacuentos dijo...

Es absolutamente genial y me encanta :D