martes, 12 de enero de 2010

Vivir en sociedad II

- Hola
- Hola
- ¿Ya no estás enfadado?
- No.
- Lo sabía.
- ¿Por qué?
- Porque me has dicho hola, y el otro día no me devolviste el adiós porque estabas enfadado.
- Anda, claro, que despiste.
- ¿Y qué tal el enfado?
- Bueno, he pensando.
- ¿En qué?
- Pues en que tenía hambre y quería una tortilla de las tuyas. Las he echado de menos.
- Anda.
- Sí, así que he decidido no volverme a enfadar a menos que sea importante.
- Está bien. ¿Quieres una tortilla entonces? Toma, está recién hecha. Ahora me hago yo otra para mí.

(...)

- ¿No te la comes?
- No, te espero.
- ¿Por qué? Se te va a enfriar.
- Porque se supone que hay que esperar.
- ¿Para qué?
- Para comer juntos.
- Pero si vamos a comer juntos, solo que tú vas a terminar un poco antes.
- No, no, te espero.
- Como quieras. Vaya ideas que tienes a veces...

(...)

- ¿Te ha gustado la tortilla?
- Sí, pero estaba fría.

4 comentarios:

Noodle dijo...

Bueno, esperar esta bien, pero la tortilla se queda fría xD

Muy bueno. Te sigo leyendo ^^

Ce_nizas en el aire dijo...

Solo diré: xD

PatriX dijo...

La sociedad sigue siendo una mierda XD.

Frusly dijo...

Ay que ver... como somos. Unas veces por tanto y otras por tan poco. xD

Un saludo.

PD: aquí es más barato por el precio de estudiante en cafeterías, por ahí si es un pelín más caro.