sábado, 7 de noviembre de 2009

¿Dónde están los días y ese azul?

Los días están ahora. El azul supongo que vendrá después, al recordarlos.

Memorable viernes. Uno de esos días en que ni la música ni la compañía puede ser mejorada. Disfruté como un enano bailando Summercat y todas las de Billie The Vision & The Dancers, me enamoré de Sidonie en directo (increíbles), y me desgañité con IvanFe. Un poco decepcionantes algunos conciertos, que pasaron sin pena ni gloria con un sonido un poco pobre a veces, y demasiado tiempo entre grupo y grupo.

Por lo demás fue una tarde/noche perfecta. Nunca entenderé como apareció mi DNI dentro de una hamburguesa (si, dentro de la hamburguesa, lleno de pepinillos y ketchup (no, no sé como llegó hasta allí)).

Y el sábado, todos los raros iremos al concierto del gran telépata.

¡John Boy!



La música me pone.

1 comentario:

Piña dijo...

Me uno a la última frase jajajaj