domingo, 11 de octubre de 2009

Colorize your life.

Las tribus urbanas son como una amplia gama de colores. Son difíciles de diferenciar porque se solapan. Es como cuando te compras una caja de treinta lápices de colores, y te das cuenta de que no sabes decidir donde acaban los verdes y donde empiezan los azules, donde establecer la división entre amarillos, rojos y morados.

Pues resulta que me pasa igual con las personas, sobre todo en esta ciudad de gustos musicales y formas de vestir tan variopintas, en la que sin duda existen bares para todas y cada una de las tribus urbanas existentes (e inexistentes). A veces me cuesta saber donde deja uno de ser indie, para convertirse en alternativo, y cuando el alternativo se convierte en modernillo. Me cuesta saber cuando el hippy se convierte al punk, y cuando el normal comienza a ser un freak antisocial.

Me pregunto si cada uno se considera de una tribu concreta, y sigue dichas instrucciones a rajatabla. Porque soy consciente de que existen cantidad de convenciones sociales. No puedes escuchar reggae y pop, no puedes llevar una rasta e ir de Lacoste. No. Y claro, yo me lio. Y me acabo preguntando, ¿hasta qué punto la ropa y la música representan nuestra forma de ser?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

yo escucho reggae y pop.Y llevo colgantes de bimba y lola con pulseras de cuero... pero claro, soy de traducción... no cuenta no? jajajaj

Piña(desde el ordenador de ma, si, a horas intempestivas :P)

Anónimo dijo...

Qué malota xD

Yo escucho extremoduro y vivaldi, a veces voy medio emo con pantalones negros y zapatillas con calaveritas y algunos dias me pongo un jersey de pico xD

Pero tu eres un modernito que sale con sombrero de fiesta xD Aun asi te adoro igual, porque eso me da la posibilidad de quitarte el sombrero y hacerme fotos :D

Ponte de alfetaminas, es la clave.