viernes, 17 de octubre de 2008

¿Y bien?

Después de un fin de verano de licor café y panderetas, lleno de noches mágicas de esas que solo puedes vivir en el norte, y que de vez en cuando necesitas para luego poder desatar una sonrisa al recordarlas mientras piensas que pronto las disfrutarás de nuevo, llega la vuelta a esta nuestra aventura universitaria.

Y un día te acuestas pensando en lo cansado que estás de no parar, y al día siguiente amaneces con ganas de comerte el mundo. Supongo que por ello la vida es como una montaña rusa. Y supongo también que ahí está el meollo de la cuestión, en reponerte de esas bajadas empinadas, y subir hasta lo más alto, para dejarte caer por alguna zona que desconocías hasta ahora. E inventar tu propio recorrido. Y su precio.

Imposible relatar todo lo acontecido, lo siento soy vago, y si no lo hago en su momento pierde la gracia. Pero digamos que podemos decir que ha sido un mes de idas y venidas, de salidas y llegadas, de caras nuevas y no tan nuevas, de injusticias, de revoluciones, de quejas, de soluciones, de risas y sonrisas, un mes de encuentros y reencuentros, de consolidaciones, de asimilación de lo que viene por delante, de asimilación de lo que dejamos atrás, de cambios, y sobre todo, de días de los de muchas ganas de comerte el mundo.

Ooh la.

4 comentarios:

albita265 dijo...

por fin has renovado!!!!! he entrado por casualidad y me he encontrado con una nueva entrada!!! ha sido casualidad?? je je o es que en verdad soy un poco bruja???je je
Espero que este año sea igual o mejor que el anterior. un besito

Patrix dijo...

^^
Eres un crack describiendo la vida

Frusly dijo...

Pues sí, cómete el mundo antes de que él te coma a ti... ^^

Suerte en el nuevo curso! ^^

patry dijo...

noches mágicas de esas que solo puedes vivir en el norte
Jo lo echo de menos, los echo de menos...te echo de menos!