jueves, 21 de agosto de 2008

Girando como una pelusa del desierto!

Hoy he visto en mi casa el mejor invento sin duda en mucho tiempo: ¡Un cubo de la fregona con ruedas! Me parece muy útil, de hecho creo que deberíamos ponerle ruedas a todo. Es más, las investigaciones genéticas humanas deberían ir encaminadas a que las nuevas generaciones vengan al mundo con ruedas en los pies. Supondría un ahorro de tiempo, esfuerzo y dinero.

Y esa es mi reflexión del día.

Por si queda alguna duda, ya volví de Londres. Necesito más fotos, ya que los vídeos se me borraron todos, por confiar mis recuerdos a una cámara de mala calidad. El caso es que añoro la ciudad, el ambiente, la gente... Después de eso estuvo tres días en Barna, guirufeando un poco por allí, aunque tampoco le saqué demasiado provecho.

Y ahora los días pasan envueltos en fichas de autores de historia. Y siento que caigo en mi propia trampa. Y no avanzo. Encima no sé ni con cuanto tiempo cuento para estudiar, ni la hora del examen.

En fin, a ver si dejo de hacer recopilatorios y escribo un poco más a menudo.

1 comentario:

Frusly dijo...

A mi me pasa algo similar, sé el día del examen pero no la hora, ni en qué aula de la facultad, nada de nada... y sí, me veo un poco atrapada, pero a ver si sale todo bien.

Y espero ver esas fotos. y ten por seguro que visitaré este blog más de lo que crees xD

Un besillo ^^