domingo, 11 de mayo de 2008

Postfiesta

Días de fiesta, Oviedo y Montellano, días de parrandeo al son de música pachanguera, disfrutando de la que posiblemente sea la última gran fiesta hasta que acabemos los exámenes, cuando ni tan siquiera sé si habrá tiempo para volver a salir y vernos las caras en el Destroy por última vez este curso.

Comienzo a hacer balance del año, de lo que ha pasado y lo que no, lo que ha estado bien, lo que ha estado mal, lo que ha estado genial y lo que ha estado fatal. Parece mentira, pero todo ese real. Me vienen a la cabeza muchas cosas: fiestas, canciones, caras, copas, lluvia, sol, césped, comidas, desayunos, cenas, montones de cenas, cumpleaños, noches, días, tardes, clases, bibliotecas, amores, desamores, risas, lágrimas, enfados, reconciliaciones, fotos, vídeos, y muchas, pero muchas personas.

Y aún queda la recta final.

Aprovechémosla como si fuera la vida en ello. Respiremos la última bocanada de ambiente universitario del año, del año de novatos, único, nunca más volverá, así que aprovechemos.

Si es que tú escuchas un nosequé y oyes campanas...

1 comentario:

albita265 dijo...

huguitooo no sabia yo de esta faceta tuya, escribes muy bien x cierto muy filosofico todo.
Ayyy q poquito nos qeda ya, despues de todo lo que hemos pasado aqui en nuestro 1º año como universotarios, xo todavia nos quedan muchas xo q muchas cosas por pasar todos juntos. un besito nos vemos en la comida jejeje